El uso de blogs en la Escuela Media

Las licencias libres Creative Commons son un instrumento que favorece la libre circulación de información y enriquecimiento social de la cultura.
En mi caso, como docente, este tipo de acceso a los bienes culturales son una vía imprescindible para un trabajo libre, sin ataduras editoriales. Las materias que dicto están siempre relacionadas con la comunicación y las tecnologías lo que implica un escenario variado y en constante transformación. No hay mucho material que pueda ser viable por un tiempo prolongado lo que hace necesario acceder a nuevos desarrollos teóricos y a experiencias de otros colegas que están creando la educación del mañana.
En razón de mi participación del curso Arte y Cultura en circulación: crear y compartir en tiempos digitales organizado por Ártica Online entrego este texto que está a cuntinuación. La tarea consiste en realizar entre todos los participantes un  licenciatón, es decir,  un maratón de licenciamiento abierto y/o libre.
El texto es el resultado de mucho tiempo de trabajo con mis alumnos utilizando las TIC (Tecnologías de Información y la Comunicación) de manera cotidiana y en proyectos didácticos colaborativos. En principio fue un texto presentado para un concurso, pero con algunas modificaciones está a disposición de quien lo necesite o lo quiera utilizar.


 Licencia Creative Commons
El uso de blogs en la Escuela Media por Darío Acosta se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.  

Por qué utilizo este tipo de licencia libre. Es necesario que siempre se reconozca la autoría de una obra porque hay obra humana y la dignidad misma merece que nadie se apropie del trabajo de otro. Ahora bien creo que el conocimiento no es de mi propiedad.
En primer lugar, entiendo que muchos de los conocimientos y datos que se encuentran en este texto no son creación exclusiva de mi mente y porque mucho de lo incorporado es producto del trabajo de muchas personas, mis maestros, mis alumnos. Incluso las imágenes que aparecen son de los blogs que se analizan que son de mi autoría y que están ambos bajo licencia Creative Commons desde hace mucho tiempo:
No creo necesario decir que el conocimiento expresado es el resultado del trabajo de muchos por lo tanto no es propiedad de nadie. En los casos en que he citado a autores y obras bajo Copyright, he incorporado las citas según el uso editorial corriente y en las extensiones que usualmente se aceptan.
Se permite la realización de obras derivadas en razón de que ésta también lo es. No fue generada sino a partir de otros textos y de la interacción con otras personas.
Por último, se permite hacer un uso comercial de la obra. No es que no me gustaría ganar dinero con mi trabajo sino que el uso de un texto como el que aquí presento no haría más que ampliar mi espacio de trabajo y el beneficio vendría de todos modos. Así y todo, el texto siempre estaría a disposición de forma gratuita para quien lo necesite.
Este es sólo un granito de arena que espero se un aporte de valor para quienes estamos en la tarea de la docencia
También dejo para descargar directamente el texto

Patentan programa para educación en guaraní

La mercantilización de la vida es signo de nuestros tiempos. Todo es susceptible de ser negociado, intercambiado y atesorado. Incluso se puede guardar como propio lo que podría ayudar a los más débiles a salir de su debilidad. ¿Será tiempo de plantearse una una nueva (vieja) manera de relacionarnos?
¿Qué pasaría si te dijeran que han descubierto la manera de alimentar a todos con bajos costos y así acabar con el hambre en el mundo? ¿Qué pasaría si te dijera que para acceder a esa comida hay que pagar o decirle a alguien que lo haga para que los pobres no sigan con hambre?
Esto es más o menos lo que ha sucedido en la Universidad Nacional del Nordeste, según el artículo Patentan software de enseñanza de la lengua Guaraní . Alguno podría decir que no tiene la misma gravedad, y quizás tenga razón. Pero la lógica es la misma. Una herramienta que permita un mejor aprendizaje está cercada por el elemento económico.
El software en cuestión apunta a dar una mejor dinámica a las estrategias pedagógicas utilizadas para la enseñanza de un idioma que hablan cerca de 5 millones de personas, pero que históricamente estuvo relegado.


Dice el artículo que "El proyecto surgió como un trabajo final de carrera que tuvo por objetivo aportar una propuesta pedagógica de enseñanza y valorización del guaraní, en el marco de la Ley Provincial Nº5598 que establece al idioma Guaraní como lengua oficial alternativa en la provincia, así como el reconocimiento del Parlamento del Mercosur del Guaraní como Idioma Oficial del Mercosur."
Es evidente que no hay ningún cuestionamiento a reconocer la autoría del programa a las personas que han invertido conocimientos y tiempo en el desarrollo. Ni tampoco hay problemas con la necesidad de conseguir beneficios económicos del trabajo realizado.
Es verdad que el producto de la labor pertenece a quien lo ha elaborado, pero en este caso, se trata de un bien social, es decir, un bien que puede ser de un beneficio mayor para una gran comunidad. ¿Cuál es el derecho que debe prevalecer? El derecho a la propiedad y el derecho social entran en disputa.
No se está pidiendo que los guaraníes paguen por esta herramienta pero se pide a terceros que se hagan cargo de los gastos, y donen. Algo así como una obra de caridad, o como se dice en estos tiempos, la "Responsabilidad social empresaria".

¿Qué es lo que se ha patentado? ¿Se tienen derechos de autor sobre qué contenidos? No sobre el idioma, ciertamente. No sobre las imágenes, aunque tal vez se hayan realizado para este software. No sobre las técnicas pedagógicas que son antiguas y se utilizan para la enseñanza de otras lenguas. El reconocimiento de propiedad se basa en que "no existen registros de recursos tecnológicos para aprender guaraní, ni tampoco para otras lenguas nativas"
Quizás sea tiempo de rever nuestra legislación en lo tocante a los bienes sociales. Como dice el texto de “Arte y cultura en circulación: crear y compartir en tiempos digitales” "las sociedades no cambian porque las leyes cambian, sino que, al contrario, las leyes cambian porque las sociedades cambian".
Hay un detalle más que interesante: El trabajo fue realizado en una Universidad Nacional, y este no es un dato menor. En tiempos en que las minorías étnicas están teniendo su reivindicación social, legal, cultural y patrimonial, habría que preguntarse si la legislación mercantilista es suficiente para atender la situación que aquí se trata. El Estado debería ser el primer interesado en liberar productos como éste y hacerse cargo de los costos y reconocimientos pertinentes para que los programadores y demás expertos involucrados puedan seguir con su trabajo sin estar penando por alguna beca académica.
No es por ser pesimista, pero creo que aún estamos legos de que los dirigentes políticos tomen decisiones sobre estos temas si ellos mismos no logran despegarse de la visión tradicional sobre los derechos de autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...